Libro de Visitas
 

A

B

C

D

J
K
O
P
R
S
T
U
V
Z

     
 
 
ABSCESOS
     

A


   Abdomen
  
Abscesos
   Acidez
   Acné
   Afonía

   Afrodisiaco
   Agotamiento
   Agujetas
   Alergia
   Amigdalitis
   Anemia
   Ansiedad
   Artritis
   Asma




Se llama absceso a una cantidad de pus, depositada en una cavidad entre tejidos. Los abscesos pueden ser agudos o "calientes", y crónicos o "fríos". Cuando el absceso es caliente, hay que evitar su formación total mediante compresas frías sobre la zona inflamada. Si se ha formado ya el absceso, las compresas deberán aplicarse calientes. En ambos casos, se renovarán a menudo, hasta que se abra el absceso, permitiendo la limpieza del pus.
 

Se mezcla en un recipiente a partes iguales semilla de Lino, Alholva, Tomillo, Manzanilla y Serpol. Se pone al fuego una cacerola con ½ litro de agua y 4 cucharadas de la mezcla de plantas anterior. Mantener en el fuego hasta que hierva, retirar y dejar reposar unos 15 min. Colar esta infusión y todavía caliente, empapar una gasa o paño en ella. Aplica la gasa sobre el absceso tantas veces como sea necesario. Cuantas mas aplicaciones, mejor será el resultado. (Uso Externo)

 
Aplicar sobre el absceso en forma de cataplasma hojas frescas y machacadas de Ruda. (Uso Externo)
 

Ruda

Hasta unas semanas después, y durante el proceso de curación del absceso, es aconsejable tomar en infusión alguna o varias de estas hierbas: Achicoria, Diente de león, Sanguinaria y Zarzaparrilla. También es conveniente comer Apios y Berros en abundancia, pues ambos han sido tradicionalmente considerados como grandes depurativos. (Uso Interno)
 
Las hojas frescas de la Borraja, escaldadas con poca agua y aplicadas en caliente sobre la zona afectada, ablanda furúnculos y abscesos. (Uso Externo)
 
Machaca hojas de Ricino, aplicándolas sobre el absceso en forma de cataplasma. El Ricino apresura el desarrollo del absceso y facilita su rápida curación. (Uso Externo)
 
Los abscesos, pueden tratarse muy eficazmente con Artemisa, por su probado efecto calmante y antimicrobiano. Aplicar en la parte afectada, una gasa o aposito empapado en una infusión de 30 gramos de Artemisa por cada litro de agua. También se puede utilizar este líquido en forma de lavados externos. (Uso Externo)
 
Ponga sobre el absceso un emplasto de Arcilla, renovándolo cada hora y aplicando otro mayor sobre el hígado (el emplasto del hígado deberá permanecer toda la noche). Si la Arcilla la preparas con una infusión de Tomillo que es un gran antiséptico, ayudará a frenar el crecimiento y la proliferación de los gérmenes, además de aliviar el dolor. (Uso Externo)
 
En caso de abscesos bucales (véase boca), haga gárgaras con una decocción de raíz de Equinácea. (Uso Externo)
 
Cuando aparezcan los primeros síntomas de que va a formarse un absceso, se aplicará una cataplasma con harina de linaza y Malvas cocidas. Este cocimiento de malvas junto a la harina de linaza es también muy efectivo para calmar el dolor y curar cualquier tipo de inflamación cutánea, ya sea ésta debida a contusiones, reumatismo o neuralgias. (Uso Externo)
Subir
 
 
   
 
     
 
   
   
 
     
 


Remedios letra A
                                                 Arriba                                                   Remedios B