Libro de Visitas
   
   
Hematite
   
 
Clase o Grupo: Óxidos e Hidróxidos
 
 
Composición : Fe2O3
 
  Dureza: 5 a 6 en la escala de Mohs.  
  Color: Varía desde pardusco, rojo sangre, rojo brillante y rojo pardusco a gris acero y negro hierro.  
  Transparencia: Opaco.  
  Principales Yacimientos: Alpes, Italia, Suiza, Gran Bretaña, Francia, Rumania, Suecia, Noruega, Alemania, Austria, Canadá, Brasil, India y Australia.
 
Signo Zodiacal: Escorpio, Sagitario, Acuario y Virgo.
 
  Elemento: Fuego. // Planeta: Saturno.  
  Cualidades: Curación, asentamiento, adivinación.  
  Chakras: Primero (raíz o Muladhara).  

 

Hematite
 



     La Hematita u Oligisto, también es conocida por los nombres de Hematite, Acerina o Piedra de Sangre. La llaman así porque cuando esta piedra es cortada, su fino polvillo si entra en contacto con el agua hace que esta agarre un tinte rojizo. Tiene la singularidad de ser de color gris acero en el exterior y roja por dentro. Es una variante roja de Oligisto. Pertenece al grupo de los hidróxidos, y está compuesto de óxido férrico (Fe2O3) que en estado puro contiene un 70% de este metal; por ello es muy pesado. Puede volverse magnético al calentarse.

     El Hematite puede confundirse con el cinabrio, la cuprita y el rejalgar, pero los tres tienen una dureza inferior, pertenecen a un sistema distinto y además son minerales empleados en joyería.La Hematita compacta se utiliza como piedra ornamental, pero también se puede utilizar como polvos abrasivos o colorante. Tuvo un uso abundante en guerras como polvo antiséptico, cauterizante y astringente.

     Tradicionalmente llamado el cristal de la buena suerte. Su nombre deriva de una palabra griega "Aimaktos" que significa sangre, en alusión al color del mineral. Muy apreciada por todas las culturas de la antigüedad, la Hematita fue considerada entre los sumerios como piedra de la suerte y defensora de los derechos de su propietario en los pleitos. Los egipcios enterraban una de estas piedras con el difunto a manera de viático, que le aseguraba su entrada en el reino de los muertos. En Inglaterra, era utilizada como gema de luto. Según Plinio el Hematite curaba el mal de ojo y resultaba útil para ganar procesos legales. Según los griegos era sangre solidificada por lo que lo relacionaban con la muerte, al contrario que los romanos que la consideraban la piedra de la vida, pues tenía el poder mágico de detener las hemorragias.

     Los Druidas, lo usaban para adivinación y amuletos. En la Edad Media se usaron mucho los aderezos de Hematites como defensa contra el mal de ojo y las malas artes de hechicería. En épocas más próximas, cayó en un olvido algo injusto; aunque los sanadores siempre supieron de sus propiedades maravillosas.


Hematite

     El Hematite ante todo es el limpiador de la sangre por excelencia, ayudando en todos los procesos de desintoxicación, como tabaco, alcohol, drogas, envenenamiento o tratamientos farmacológicos. Activa la circulación de la sangre y estimula la absorción de oxígeno. Ayuda a cortar hemorragias.

     Estimula y acelera el crecimiento celular; de ahí su utilidad en los procesos de cicatrización después de las intervenciones quirúrgicas, inhibe cicatrices cuando son suavemente masajeadas con la piedra. Alivia impurezas de la piel. Gran aliado en la convalecencia después de una enfermedad.

     El Hematite estimula la absorción de hierro y la formación de glóbulos rojos; por ello es un complemento muy benéfico para personas con anemia. Alivia los calambres de las piernas, la ansiedad y el insomnio. Favorece el alineamiento espinal y el rápido restablecimiento de las fracturas.

     De gran ayuda para aquellos órganos que filtran la sangre: hígado, bazo y riñones; así como afecciones del corazón. También se utiliza para enfermedades del sistema digestivo y úlceras. Extrae el calor del cuerpo, por lo que es útil para bajar la fiebre. Posee una especial capacidad para aliviar el dolor, por ello alivia calambres musculares, tensión en la nuca, dolor de espalda y migrañas. Es buen descongestivo, si se aplica en gripes y resfríados.

      Esta piedra con poderoso elemento Yang, equilibra los meridianos, resolviendo los desequilibrios. Absorbe las energías mentales dispersas, y estimula la concentración y el enfoque. Esto significa que cuando nos sentimos confusos o cuando nuestra mente se evade de la realidad, los Hematites pueden ayudarnos a recuperar el equilibrio. Potencia la memoria y la imaginación. Ayuda a enfocarnos en lo realmente importante y resolver los problemas de cualquier índole. Es muy útil para estudiar y comprender las matemáticas y los temas técnicos.

      Gran protector. Compañero extraordinario en tiempos difíciles, el Hematite nos ayuda a superar los problemas y actuar con prudencia y energía; aportándonos paciencia y templanza. Clarifica los pensamientos y mejora la capacidad intelectual. Desarrolla en nosotros la capacidad de escuchar a los demás. Ayuda a la elevación de la autoestima, potenciando la confianza en uno mismo y haciéndonos superar la timidez. También es útil para aportarnos seguridad y confianza en la vida. Si colocamos un Hematite durante diez minutos diarios en el centro de la frente (entrecejo), acostados y en estado de relajación, conseguiremos el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Nos ayuda a arraigarnos y asienta la energía.

      Potencia la voluntad, el instinto de supervivencia e imparte confianza. Elimina nuestras limitaciones mentales y ayuda a expandirse. Es de gran ayuda para personas con adicciones o faltas de voluntad.

      Empleada para el enraizamiento del cuerpo físico. Absorbe las energías impuras, de rabia y de bajas vibraciones, tanto nuestras como de nuestro entorno. Disuelve la negatividad e impide que las energías negativas entren en el aura, devolviendo al cuerpo la paz y la armonía.

      Nos ayuda a ser indulgentes con nosotros mismos, perdonándonos nuestros errores, aceptándolos y haciendo que los veamos como experiencias de aprendizaje; no como desastres sin perdón. Símbolo de lo oculto. Ayuda a arraigar la espiritualidad en la experiencia física.

Hematite

Es afín al chakra cardíaco. El Hematite rojo se utiliza sobre la chacra sexual y el Hematite morado sobre el plexo base o raíz. Se le atribuye capacidad para atraer la buena suerte y evitar accidentes graves. También, dicen ser de gran ayuda en asuntos legales.


TERAPIA CON
CRISTALES
     

 Historia y  Gemas I
 Historia y  Gemas II
 Agata
 Aguamarina
 Amatista
 Citrino
 Cuarzo
 Cuarzo rosa
 Hematite
 Lapislazuli
 Obsidiana
 Ojo de Tigre
 Piedra Luna
 Pirita
 Rubi
 Turquesa

Cuarzo Rosa                      Arriba                     Lapislazuli