Subir
Subir
Subir
Subir
g
 
   Libro de Visitas
A B

C

D

I
J
Z

 

Melissa Officinalis

 
MELISA
( Melissa officinalis )
 

Nombres vulgares:.Melisa, Toronjil, Toronjina, Hierba de limón, Citronela, Abejera, Apiastro, Bedaranjí, Cedrón, Hierba luna. Melissa (Catalán). Ixten (Euskera). Balsamo (Gallego). Balm (Ingles).

Familia:
Labiadas.

Parte de planta empleada: Flores, hoja.

 
     


 


DESCRIPCIÓN:


La Melisa es una planta herbácea, perenne, de la familia de las labiadas de hasta 80 cm de altura. Que posee un tallo erguido rectangular, portador de hojas alternas ovaladas. En sus axilas se forman flores labiadas, cuyo color cambia de aspecto con la edad; pasando de amarillo pálido al principio, mas tarde blanquean y toman un tono azulado. Toda la planta está recubierta de finos pelos y desprende un penetrante olor a limón. Contiene de 0,1% a 0,25% de aceite esencial. Melissa, con dos eses, es el nombre griego de la abeja. Y precisamente el aceite esencial de esta planta, desprende un olor similar al de las hormonas sexuales que producen las abejas durante la época de apareamiento. Por eso, es habitual que los apicultores planten Melisas cerca de los panales, sobre todo cuando se están formando los enjambres.

LOCALIZACIÓN:

Originaria de una vasta región del área oriental de la cuenca mediterránea; la Melisa aparece hoy en día en los jardines como planta ornamental, medicinal y melífera. Crece en estado silvestre en malezas o bosques o junto a las casas de campo en terrenos ricos en materia orgánica en lugar sombreado. Y en pleno campo, donde se recolecta con fines medicinales.

FLORACIÓN Y COSECHA:

Época de floración:  
De Junio a Agosto.

Cosecha:  Hojas — Principalmente de Junio a Agosto, donde se encuentra en su mayor auge medicinal; pero se puede cosechar a lo largo de todo el año.

RECOLECCIÓN:

* Sus hojas se recolectan en tiempo seco, hasta tres veces al año. Se dejan secar a la sombra rápidamente (para evitar que tomen un color marrón), a ser posible en secadero y a una temperatura que no sobrepase los 40º C aproximadamente.

 

COMPOSICIÓN QUÍMICA:

Catequinas, timol, mucílagos, flavonoides, ácidos fenólicos, ácido hidroxiterpénico, ácido rosmarinico, ácido cafeico y oleanólico, terpenos, taninos, aceite esencial (citral, citronelal y geraniol).

 

PROPIEDADES:

*
Sedante, analgésico, ligero narcótico, ligero astringente, anti espasmódico, tónico nervioso y muscular, carminativo, coleretico, digestivo, aperitivo, antiséptico, antiviral y cicatrizante.

CONTRAINDICACIONES:

Las personas que tienen algún trastorno hepático (incluso cirrosis), no deberían tomarla. Ya que puede provocar algún efecto adverso en el hígado.

Se desaconseja en embarazadas y mujeres en periodo de lactancia.

En pieles delicadas puede ser foto sensible.

 
 

USOS:

Regulación y tratamiento de trastornos gástricos y catarros gastrointestinales. (uso interno) 

Estimula la secreción biliar. (uso interno)

Favorece la eliminación de gases. (uso interno)

Favorece la digestión. Tomar después de las comidas. (uso interno)

Dolor de estómago y vómitos, causado por nervios. (uso interno)

Actúa con eficacia contra los mareos y las náuseas. (uso interno)

 
Melisa
 
 

La Melisa es una de las plantas mas consumidas para calmar los nervios, estados de ansiedad leve, hiper actividad o irritabilidad. (uso interno)

Ayuda a calmar dolores de cabeza, migrañas y jaquecas, en especial de origen nervioso. (uso interno)

Indicada en trastornos del sueño de origen nervioso. La Melisa tiene unas ligeras propiedades narcóticas. (uso interno)

Ayuda a controlar la tensión arterial. (uso interno)

En situaciones de estrés, la Melisa tiene la propiedad de tranquilizarnos y restaurar el equilibrio personal.

Equilibra los altibajos emocionales que a veces se presentan en la menopausia, sube el ánimo y disipa la melancolía.

Calma los dolores de la menstruación, ayudando en su regulación.

Buen afrodisíaco para incrementar el deseo sexual en la mujer.

Tonifica y ayuda a relajar los músculos, y evita la aparición de espasmos.

Alivia dolores de espalda. (uso interno)

Como ya hemos comentado anteriormente, esta planta es muy apropiada para tratar problemas de origen nervioso, como en este caso taquicardias y palpitaciones. Restableciendo el ritmo normal del corazón.

La Melisa es una de las plantas que forman parte de la composición del "agua del Carmen", llamada así porque la fabricaban los monjes Carmelitas Descalzos desde el siglo XVII. Que tradicionalmente la usaban para calmar la ansiedad. Comercializándose hasta nuestros días.

Se emplea también, como componente de algunos licores como el Benedictine.

Para mitigar el mal aliento, masticar unas hojas de Melisa. (uso interno)

Repelente de insectos, y alivio de picaduras. (uso externo)

Tratamiento del hipertiroidismo, junto con la menta de lobo. Ayudando a disminuir la producción del tiroides. (uso interno)

El aceite esencial de Melisa ejerce un efecto sedante. (uso externo) 

Las pieles grasas mejoraran su aspecto, si cada noche nos lavamos la cara con una infusión ligera de Melisa. (uso externo)

Las hojas se utilizan, tanto frescas como secas, para aromatizar ensaladas, salsas, sopas, platos de carne y de verduras, postres y confituras. Su sabor alimonado da frescor a las comidas. (uso interno)

RECETAS:

Infusiones:

» Prepara una infusión de 1 cucharadita de hojas de Melisa por taza de agua. Dejar reposar 10 minutos. Tómela dos o tres veces al día.

Tomar un baño relajante, añadiendo al agua una infusión de una cucharada de Melisa, en medio litro de agua.

Para aliviar dolores de cabeza y dolores musculares, hacer alcohol de melisa analgésico, para friccionar la frente y sienes. Añadir un puñado de hojas frescas, sobre medio litro de alcohol de 90º. Se deja reposar al menos 10 días en un frasco de vidrio, agitando de vez en cuando. Filtrar antes de realizar las fricciones.

 
     

Plantas Medicinales A                       Arriba                       Narciso